Te contamos 5 tendencias del mundo del social media para que las marcas conozcan el camino en el cual implementar sus próximas acciones digitales.

1. La explosión de Snapchat

Pensar que Snapchat ha crecido en un año lo que Twitter creció en 4 años sirve para dimensionar el alcance de esta red social que ha conquistado el mundo digital. Algunas de sus cifras dan cuenta de porqué es la plataforma de más rápido crecimiento: Más de 110 millones de usuarios activos se conectan a la aplicación a diario, 2 billones de videos se comparten cada día y 9 mil fotos son compartidas por segundo.

Tener como target a los millennials no es tarea fácil. Si bien son conocidos por sus intereses y hábitos cambiantes, los usuarios de Snapchat permanecen fieles a la red social. Esto se debe, en gran medida, a que la aplicación se encuentra en permanente evolución lanzando mejoras y nuevas características dentro de su plataforma que los mantiene entretenidos y espectantes. Los filtros, los stickers y las Historias hacen que la aplicación siempre sea novedosa y fresca. Aspecto que de alguna manera marca la cancha y obliga a las redes sociales que son reinas (Facebook y Twitter, con algo de celosía) a copiar a Snapchat.

Gracias a todo esto, son cada vez más marcas, instituciones y hasta políticos que se atrevan a unirse a la red social para conectarse con su público de una manera más distendida y creativa. Y si bien muchos de ellos todavía no cuentan con una estrategia clara sobre cómo tener presencia en la plataforma, es más que notable el intento por aprovechar el espacio. Prueba de ello son las imágenes del mismo Mauricio Macri con el ya famoso “filtro del perrito”.

a

Pensar que Snapchat ha crecido en un año lo que Twitter creció en 4 años sirve para dimensionar el alcance de esta red social que ha conquistado el mundo digital. Algunas de sus cifras dan cuenta de porqué es la plataforma de más rápido crecimiento: Más de 110 millones de usuarios activos se conectan a la aplicación a diario, 2 billones de videos se comparten cada día y 9 mil fotos son compartidas por segundo.

Tener como target a los millennials no es tarea fácil. Si bien son conocidos por sus intereses y hábitos cambiantes, los usuarios de Snapchat permanecen fieles a la red social. Esto se debe, en gran medida, a que la aplicación se encuentra en permanente evolución lanzando mejoras y nuevas características dentro de su plataforma que los mantiene entretenidos y espectantes. Los filtros, los stickers y las Historias hacen que la aplicación siempre sea novedosa y fresca. Aspecto que de alguna manera marca la cancha y obliga a las redes sociales que son reinas (Facebook y Twitter, con algo de celosía) a copiar a Snapchat.

Gracias a todo esto, son cada vez más marcas, instituciones y hasta políticos que se atrevan a unirse a la red social para conectarse con su público de una manera más distendida y creativa. Y si bien muchos de ellos todavía no cuentan con una estrategia clara sobre cómo tener presencia en la plataforma, es más que notable el intento por aprovechar el espacio. Prueba de ello son las imágenes del mismo Mauricio Macri con el ya famoso “filtro del perrito”.

2. El video vertical

b

Los videos verticales no gozan de buena fama. Por ejemplo, la aplicación Cámara de Google sugiere “No grabar videos en modo vertical” al momento de querer grabar un video sosteniendo el teléfono de manera vertical. En Youtube se puede ver un video que explica el “Síndrome del video vertical” y sus desventajas. Sin embargo, lo cierto es que hay que darles una oportunidad.

Vivimos en un mundo gobernado por las pantallas horizontales. Si vemos la televisión o la computadora, ambas tienen forma horizontal. Entonces, ¿por qué grabar videos en vertical? Porque el celular, que es con lo que generalmente se graba y donde se ven los videos, es vertical. Es la forma natural de utilizar el móvil, el cual reclama sus formatos propios. Si los sitios web están cambiando para adaptarse al entorno móvil, ¿por qué el formato video iba a librarse de esta modificación?

Por otra parte, es el formato que utilizan las nuevas aplicaciones. Twitter ha empezado a prestarle atención a este tipo de videos. Meerkat y Periscope permiten emitir videos en vertical en directo a través de la red social. Más notablemente se puede ver desde la aplicación reina de este formato: Snapchat. En esta plataforma se ven 10 billones de videos a diario. Videos que, no azarosamente, son verticales. Una de las aplicaciones que más llama la atención es Vervid, autodefinida como “el YouTube de los videos verticales” . Concebida como la primera plataforma de videos inmersivos diseñada para grabar, compartir y descubrir videos en HD en la manera en la que naturalmente sostenemos los móviles. “Llevamos nuestros teléfonos verticalmente el 90% del tiempo”, explican en el blog de la aplicación, “gracias a Snapchat, Meerkat o Periscope, este comportamiento se irá haciendo todavía más común, a medida que los contenidos se adapten a él“.

3. Las aplicaciones de mensajería instantánea utilizadas por las marcas

c

WhatsApp ha sido una de las aplicaciones móviles más revolucionarias de los últimos tiempos. Con su llegada, los mensaje de texto tradicionales llagaron prácticamente a su fin para dar paso a una nueva manera de comunicación mucho más dinámica y versátil. Pero esta plataforma no solo supuso un cambio a nivel comunicacional sino también una modificación en el comportamiento entre los usuarios de dispositivos móviles, quienes permanecen atentos y hasta dependientes de esta aplicación a lo largo del día. Según un estudio del IAB, los usuarios pasan un promedio de 5:14 horas semanales en WhatsApp, frecuencia que supera a cualquier otra red social, incluyendo a Spotify, Facebook y YouTube. Aspecto que las marcas y anunciantes consideraron como un enorme potencial para la publicidad. Sin embargo, la filosofía de la empresa siempre ha sido mantener este espacio libre de publicidad, dejando obsoleta la posibilidad de la inclusión de avisos.

La compra de WhatsApp por parte de Facebook dio lugar a que se crea que finalmente la publicidad tendría lugar en la plataforma. A pesar de ello, desde la red social aclararon que esto no sucedería y que el servicio de mensajería sería el mismo. Pero a pesar de que Facebook dejó en claro su postura, la posibilidad de utilizar WhatsApp como una nueva herramienta de promoción ha llevado a varias empresas a pensar distintos formatos capaces de conectar a las marcas con usuarios desde esta aplicación. Este modelo le permite a las marcas y anunciantes contar con un nuevo canal para enviar beneficios e imágenes promocionales, informar, realizar sorteos y enviar contenido multimedia desde una plataforma que ya es parte de la cotidianidad de los usuarios.

Una de las marcas que aprovechó esta tendencia es Guía Óleo con su campaña “Conquistá a Guía Óleo por WhatsApp”realizada para el Día de los Enamorados. La misma tenía como objetivo incrementar entre un 30% y 40% las reservas en restaurantes en comparación al año pasado para la misma fecha. Para ello, propusieron entablar conversaciones con los usuarios quienes debían enviar por WhatsApp mensajes románticos y de conquista. Los más originales y creativos pasaron a una ronda finalista en donde los mismos usuarios decidieron el ganador, quien se llevó una cena para dos personas.

4. El crecimiento de la publicidad nativa en redes sociales

d

El auge de los adblockers ha encendido las alarmas en la industria publicitaria para establecer cuáles son los errores que han cometido agencias y anunciantes para que los usuarios se nieguen con tanta firmeza a no querer ver publicidad. Repensar esta situación no lleva mucho tiempo dado que la respuesta en más sencilla de lo que parece: han saturado a los usuarios con un sinfín de anuncios de poca relevancia para sus intereses, interrumpiendo bruscamente sus experiencias en la web. Esta problemática hizo que el sector tenga que avanzar hacia un nuevo formato como la publicidad nativa.

La postura de los usuarios es clara: No quieren publicidad invasiva. Frente a eso, la publicidad nativa parece ser la solución a esta problemática. Sin tener en cuenta el formato, el objetivo de este tipo de avisos es sumarle valor a la experiencia del usuario. Además, la publicidad nativa genera más engagement que los banners tradicionales ylos usuarios la miran 52% con más frecuencia. Sin embargo, las marcas deben tener en cuenta que con la publicidad nativa hay una delgada línea entre relevancia e intromisión. Bien ejecutados, los avisos nativos permiten mostrar un anuncio de forma no invasiva y sin distraer a los usuarios. Para esto, hay que centrar el trabajo en crear mensajes que los usuarios puedan disfrutar. La clave, entonces, es generar contenido de calidad que se fusione con el sitio web en el que se muestra. Los anuncios nativos reportan un crecimiento cada vez más positivo y son cada vez más los anunciantes que están visualizando sus beneficios.

Para el 2020 se prevé que el 75,9% de todo el gasto que se realizará en publicidad digital se destinará al móvil. Aquí juega un papel fundamental la publicidad nativa que generará el 63,6% de toda la publicidad móvil que se desarrolle a nivel global. Porcentaje que se traduce en 53.000 millones de dólares. Los principales contribuidores a estos ingresos son (y seguirán siendo) los vendidos de forma directa como los que se pueden encontrar en Facebook e Instagram.

5. El acceso mobile a las redes sociales

e

El creciente uso de dispositivos móviles es una realidad que no deja de aumentar. Para enero de 2016, el 38,6% del tráfico de Internet provenía de móviles. Una cifra que trajo aparejado otro hecho más que significativo: 1.97 billones de usuarios acceden a las redes sociales vía mobile. Además, cerca del 80% del tiempo dentro de redes sociales se realiza desde dispositivos móviles. De hecho, el 83% de los usuarios de Facebook ingresan a la red social mediante sus smartphones. En esta red social, la publicidad móvil supone el 78% del total de los ingresos publicitarios.

Teniendo en cuenta estos números, las marcas no deberían dejar de crear su contenido pensando en mobile. Así como los sitios web ya no pueden dejar de adaptarse a los dispositivos móviles, el contenido en redes sociales también tiene que estar pensado para ser leído y compartido desde smartphones. Ya no se trata, entonces, de pensar qué contenido consume el público, sino también cómo lo consume.