Las soluciones basadas en IA empatan cada día más con las necesidades de las empresas y las expectativas de los clientes

Derivado de la pandemia, las empresas han enfocado sus esfuerzos en vender más y ahorrar costos para salir de la mala racha que el confinamiento ha representado para muchas de ellas. La nueva normalidad plantea el reto de ser más eficiente, procesar los pedidos más rápido, atender en el menor tiempo posible las solicitudes de los clientes. Para lograrlo, un gran aliado es la Inteligencia Artificial (IA), ya que ha demostrado ser muy efectiva para potencializar los leads y convertirlos en ventas.

Las soluciones basadas en IA empatan cada día más con las necesidades de las empresas y las expectativas de los clientes; mientras que para las primeras generan ahorros de tiempo, dinero y mejoran la efectividad de las estrategias, a los consumidores les brinda experiencias de compra más agradables y rápidas.

De acuerdo con un estudio de DemandBase, las empresas que usan herramientas basadas en IA reportaron un incremento del 59% en sus tasas de cierres de ventas, 58% de aumento de ingresos, 54% más tráfico y 52% más interacciones con sus clientes.

Además los negocios que implementan estrategias automatizadas en el área de marketing para generación y desarrollo de leads, incrementan su productividad de ventas en un 14.5%, de acuerdo con la empresa de software Act-On.

Por ello muchas empresas, ya sean B2C o B2B, están adoptando IA como potencializadora de leads, ya que gracias a la analítica avanzada es posible usar información de los clientes para entender sus gustos, preferencias y necesidades de compra para ofrecer opciones personalizadas que empaten con el perfil de cada consumidor.

Los chatbots están a la cabeza de esta tecnología, pues han demostrado ser sumamente eficaces en convertir dichos datos en hallazgos, es decir hacen que un potencial cliente se convierta en un cliente real. ¿Pero cómo lo hacen? la respuesta es simple: le dan la información que necesita en el momento en que la requiere.

Antes de decidirse a hacer una compra, un cliente potencial promedio visita el sitio web y revisa varias veces el producto que desea adquirir, y si en ese momento la empresa se acerca a él y muestra su oferta de recomendaciones, descuentos o promociones, el visitante se puede convertir en cliente.

Según el reporte The State of Chatbot, al menos 59% de los estadounidenses desean recibir cupones u ofertas de descuento a través de un chatbot, debido a que esta herramienta la consideran amigable, sencilla y efectiva.

La función del chatbot para mejorar los leads radica en que conectan con el cliente a través de un canal que le es familiar y que utiliza de manera habitual en su vida diaria: la mensajería. El chatbot tiene la capacidad de procesar los datos tanto del cliente como de la empresa para reconocer qué información es la que requiere cada usuario en particular. Esta capacidad de personalizar sus respuestas es la que hace que un chatbot maximice el potencial de cada dato para generar ventas.

¿Qué más puede hacer un chatbot para generar leads?

Comunicación con el cliente. Los chatbots de IA pueden llegar fácilmente al cliente para obtener información valiosa para la empresa, sin que el usuario sienta que el acercamiento es invasivo. Los asistentes de última generación están habilitados para comunicarse mediante el lenguaje natural de modo que la interacción es como una plática con un agente humano.

Segmentación. Segmentar a los clientes es esencial para saber qué tipo de información requieren o quiénes pueden ser clientes potenciales. Esta acción determina el éxito de toda campaña de marketing, y para ello se requiere analizar una gran cantidad de datos y convertirlo en mensajes. Basándose en la información de cada consumidor como productos vistos, tiempo promedio de navegación o compras anteriores, los chatbots son capaces de analizar dicha cantidad de datos y hacer la segmentación casi de manera instantánea.

Mensajes personalizados que conectan con el cliente. La satisfacción del cliente determina en gran medida que un comprador nuevo llegue a ser un cliente habitual. Los sitios web y tiendas en línea deben priorizar la experiencia de compra para afianzar la confianza de los usuarios. Esto se logra conociéndolo, sabiendo qué le gusta y qué no le gusta, cuáles son sus intereses, incluso hasta información personalizada como cumpleaños y aniversarios.

La Inteligencia Artificial mejora significativamente la experiencia de los clientes al enviar mensajes personalizados, de este modo el cliente se siente más cercano a la empresa y su experiencia de compra es más grata.

Ahorro de tiempo y automatización de tareas repetitivas. Las herramientas basadas en Inteligencia Artificial pueden realizar un alto número de tareas a la vez en un periodo corto de tiempo. La automatización puede significar importantes ahorros para las empresas.

De acuerdo con IBM, los chatbots pueden reducir las operaciones de soporte y atención al cliente en un 30%, al igual que sus costos en 30% también y manejar por sí mismos hasta el 80% de las consultas, y cada día su nivel de respuesta es mejor porque aprenden de cada nueva interacción para mejorar su rendimiento.

No cabe duda que la Inteligencia Artificial seguirá cambiando la interacción de los clientes con las empresas. Hace algunos años los beneficios que hoy en día tenemos con la IA parecían estar en un futuro muy lejano, pero ese futuro es hoy y está aquí.

Las empresas de hoy en día requieren de tecnología que les ayude a ser más eficientes y competitivas, ya que el cliente cuenta cada vez con más opciones de compra, y el hecho de que realice más búsquedas en la web no necesariamente se traduce en más ventas. Los consumidores están conscientes de la oferta de productos y servicios que hay en el mercado y siempre buscarán la que más se adapte a sus necesidades, la marca que los entienda mejor y les ofrezca lo que buscan será quien salga avante.

La paulatina reactivación económica hace aún más evidente la necesidad que tienen las empresas de cumplir con las expectativas de los clientes, pero en este contexto ya no hay lugar para errores, el panorama se vuelve más retador y cada empresa debe apostar por el uso de tecnologías eficientes como la analítica y los chatbots, que no sólo impulsa las ventas, sino también contribuye a generar consumidores con mayor fidelidad, y eso actualmente puede significar el éxito o fracaso para cualquier negocio.

Fuente: merca20.com