La empatía es, básicamente, la habilidad que tienen los seres humanos de ponerse en «la piel del otro» y ver las situaciones desde la perspectiva de otras personas. Para las marcas y las empresas, el marketing de empatía podría definirse como «ver las cosas desde el punto de vista del usuario».

Esta tipo de marketing permite crear contenidos y realizar campañas centrándose en el usuario, en sus necesidades y en lo que esperan. En este sentido, la empatía debe ser genuina y no se puede forzar para manipular a los usuarios, es decir que se basa en generar confianza de forma orgánica, para ello se debe crear contenido que recorra todas las etapas del viaje del comprador (Customer Journey).

En este sentido, se pueden ofrecer una serie de consejos para crear una estrategia de contenidos empáticos:

-Comprender los «puntos de dolor» de los usuarios: Es importante saber qué esperan encontrar los usuarios al consumir uno de los contenidos, así como entender qué problema pretenden solucionar cuando los buscan. Para ello, se debe analizar el tráfico del sitio web y descubrir cuáles son las páginas que más se visitan, así como las preguntas que más se hacen en comentarios y en redes sociales.

-El día a día: Unas de las mejores formas de crear empatía es mostrar que, detrás de una marca o un producto, existe una persona. En este sentido, mostrar el día a día de sus trabajadores o del equipo que hay detrás es una excelente forma de generar contenidos.

-Adaptarse a las necesidades de la audiencia: Se basa en aprender de las necesidades de los usuarios y saber adaptarse. Los mejores ejemplos los encontramos durante la pandemia, cuando plataformas de entretenimiento como Amazon Prime Video ofrecieron contenidos infantiles gratuitos para los más pequeños que se pasaban el día en casa. Es importante identificar qué necesitan los usuarios en cada momento y adaptarse rápidamente para cubrir esas necesidades.

-Ser interactivos: Los usuarios están bombardeados continuamente con nuevos contenidos, por lo que crear un poco de interactividad, ofreciendo un espacio para que los usuarios participen, es una excelente forma de crear engagement con ellos.

-Educar: El contenido visual basado en datos funciona muy bien, resulta muy fácil de comprender para los usuarios que, además, no tienen por qué leer y concentrarse demasiado para hacerlo. Una forma de conectar es creando contenidos que no solo eduquen, sino que les permitan obtener un mayor entendimiento del mundo que les rodea.

-Contenido generado por el usuario: Finalmente, una excelente forma de generar empatía es abriendo el contenido a la audiencia. Este tipo de estrategias permiten que sean los propios usuarios los que creen el contenido y lo compartan.

Es un «win/win» ya que las marcas se ahorran tiempo y esfuerzo en la generación de contenidos, mientras que los usuarios se aprovechan de la plataforma de visibilidad de las marcas (y también las marcas se aprovechan de la visibilidad del usuario). A la mayoría de la gente le gusta participar y formar parte de algo.

Fuente: www.trecebits.com